¿Es irresponsable contratar un o una inmigrante ilegal?

. viernes, 23 de febrero de 2007

Según un diario Colombiano "Los extranjeros se están quedando con la mayoría de nuevos empleos en España": dos de cada tres empleos son para inmigrantes continúa. Quién lea esas dos líneas se preguntaría por qué es así. ¿Acaso las personas extranjeras tienen mayores capacidades que las españolas? ¿O la inmigración acepta las condiciones que la población española no está dispuesta a aceptar? Sobre la primera pregunta se dan muchas posibilidades y sólo caso por caso sería posible responderla. La segunda es más evidente, si una persona Colombiana se va a trabajar por 1000 € como mesera en España quedará totalmente satisfecha y equivale a ganarse la lotería, 1000 € en Colombia representan el salario de una persona con postgrado, maestría o un alto cargo ejecutivo. Es cierto que si se gana en Euros, se gasta en Euros.

Cuando alguien viaja a trabajar a España siempre se le oye decir que su sueño es ahorrar o mandar dinero, con 200 Euros que envíe a Colombia, le están representando aquí una suma a la fecha nada despreciable de 1,4 Salarios mínimos, lo necesario para que una persona viva sin preocupaciones. Hay que analizar otras variables, en Colombia los salarios son irresponsables, una persona que trabaje 12 horas diarias como dependiente de comercio se puede ganar 3,5 Euros diarios, el subempleo supera el 30% y las oportunidades no están a la vuelta de la esquina. Inmigrar a España ilegalmente o por medio de entidades del estado suena como viajar al paraíso de las oportunidades, se escuchan historias fantásticas de inmigrantes ilegales que desde España sostienen económicamente a su familia que lo observa en postales que nunca imaginaron. ¿Es irresponsable contratar a un o una inmigrante ilegal? La respuesta puede parecer evidente, la realidad apunta por otros caminos.

5 comentarios:

F. Xavier Agulló dijo...

La población inmigrante en España, la "legal", supone ya el 14% del total. En la clase trabajadora, se calcula que supone el 20% del total de empleos. Parece pues lógico pensar que, dado que la población inmigrante viene a España a trabajar, toda ella se ofrezca a buscar trabajo, de ahí que dos tercios de los nuevos empleos sean para ella. A pesar de ello, la mayoría de los nuevos puestos de trabajo de los que hablan las estadísticas acostumbran a ser empleos de baja calificación, en el sector de la construcción, turismo, servicio doméstico (ahora ya regulado y oficialmente 'legal'), etc. Y aunque dicha población ocupe en España los puestos de trabajo que los y las residentes autóctonos no desean ocupar, por ahora parece que es un elemento de redistribución de la riqueza, pues vía remesas una parte de los sueldos se destina a las familias en los países de origen. Aunque ciertamente, como apunta usted Yesenia, los sueldos son en euros y también los gastos, por lo que la calidad de vida en España no sea precisamente boyante para dicha población inmigrada.

Anónimo dijo...

La legislación marca la frontera entre el trabajo y la esclavitud. Sin un contrato el trabajador queda a merced del capricho de la persona para la que trabaja, sin poder exigir unas mínimas condiciones laborales o de seguridad en el trabajo. El empresario se ahorra contribuir al sistema público de bienestar y el conjunto de la sociedad sale perjudicado. Al único que beneficia en términos globales contratar trabajadores ilegales es al empresario que defrauda. Al trabajador, a su familia y al resto de la sociedad le beneficia mucho más que los 1000 euros sean limpios y legales. Especialmente si ese trabajador sin papeles queda inválido por un accidente laboral.

Una empresa (socialmente) responsable cumple con los mínimos requisitos legales y, en la medida de lo posible, los supera para el beneficio de la sociedad. La que se vale de la sensibilidad social para eludir las reglas del juego democrático simplemente es una empresa ilegal y el dueño del negocio pasa a ser un (despreciable) pirata.

Tener trabajadores (inmigrantes o no) ilegales es totalmente irresponsable. Y muy distinto de contratar inmigrantes (ilegales o no), que me parece maravilloso como forma de redistribución de riqueza, enriquecimiento cultural, desarrollo humano...

Si lo único que se busca en el trabajo es la cuestión monetaria convine recordar que España es uno de los países de la Unión Europea con el salario mínimo interprofesional más bajo, incluso un inferior a la mitad de lo que está legislado en otros países europeos.

¿El mundo es injusto? trabajemos por cambiarlo para el bien de todos en vez de buscar el agujero por el que huir dejando a los demás atrás. Podemos ser solidarios, humanitarios, caritativos… pero hagámoslo responsablemente.

F. Xavier Agulló dijo...

El contenido y la literatura de la aportación anónima anterior me parece magnífica, casi perfecta, tanto que creo que se acerca el mensaje oficialista. Por desgracia o por gracia, la irresponsabilidad de una parte (el empresariado 'pirata' que bien califica el comentarista anónimo) es la solución 'temporal' para seguramente más de un millón de personas inmigradas en España, de cuya irresponsabilidad no podrían sino comer.

Cambiemos el mundo, pero desde una óptica realista y no oficialista. ¿De qué iban a vivir sino los y las sin papeles? ¿Es la solución abrir fronteras? Mi opción es denunciar la irresponsabilidad, pero sin que ello afecte a otras partes más débiles. Mi opción es fomentar el desarrollo en los países de origen para no hundir las economías de las sociedades desarrolladas. Mi opción es buscar no un agujero, sino muchos por el que todo el mundo pueda pasar, incluso los y las irresponsables en su huída hacia la responsabilidad.

Cambiemos el mundo, pero siendo realistas y malabaristas de los equilibrios necesarios. Es más difícil 'mi opción' que perseguir con la policía al empresariado 'pirata'. No es él el único malo de la película. ¿Dónde están las personas consumidoras que compran en el supermercado en función de criterios éticos y no exclusivamente de precio? Es más difícil 'mi opción', pero a la vez la única solución a largo plazo, la única solución 'sostenible', y seguro que también la más 'responsable'.

Nana dijo...

Hola a todos,

En mi opinión lo inmoral es contratar inmigrantes ilegales y abusar de ellos. Pero no todos los empresarios abusan; en la mayoría de los casos es un acuerdo privado que puede ser bueno para las dos partes individuales, pero que tiene un componente de irresponsabilidad cuando se valora en el marco de la sociedad española, que pierde los impuestos de tener a estas personas viviendo en España sin contibuir economicamente via impuestos. En cierto modo se puede decir que esos 200€ que pierde el Estado español, a lo mejor los puede ganar una familia en Colombia. ¿Es justo? ¿Es responsable?... ¿beneficia a la sociedad en su conjunto?

Anónimo dijo...

Leo información que no es correcta, actualmente los inmigrantes representan el 10º de la población española, esto no quiere decir que sean 4.000.000 de trabajadores en activo, hay que contar niños, mujeres que atienden su hogar, desempleados etc.- etc y por lo tanto es imposible que copen el 20% de los puestos de trabajo; en cuanto a empleos de baja calificación (creo que se refiere a baja cualificación) tambien difiero ya que la gran mayoria de puestos de trabajo exige una cualificación: Albañiles, fontaneros, camareros, Chicas de servicio etc etc y todos regulados por convenios colectivos y controlados tanto por sindicatos como por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.
En lo referente a la contratación de ilegales hay mucha tela que cortar; una persona que sale de su Pais de Origen en busca de mundos mejores, con una mano adelante y otra atras se encuentra conque todo lo que brilla no es oro, que el Pais a donde llega tiene Leyes que se deben cumplir y como es lógico el viene con otra idea, que lo lleva a imcumplir la principal Ley en su caso "está ilegal" suena duro, malsonante, lo que quieran pero es así; y los que podemos echarle una mano a ese ser huimano de carne y hueso como nosotros ¿que hacemos? le damos un billete de vuelta y destruimos todas sus ilusiones? Lo denunciamos a la Policia por ilegal? o si podemos le damos un trabajo hasta que pueda regularizar su situación?Es esto ser Pirata? Ayudar a alguien a que al menos su derecho primario que es la subsistencia como un ser digno no se vea totalmente resquebrajada? O cerramos los ojos y lo dejamos como hoja que lleva el viento y a lo mejor al cabo de los días le encontramos frente a frente y como se ha convertido en un ser desesperado por subsistir nos reclama de forma violenta (atraco)lo que necesita para su subsistencia.
Es muy facil derramar tinta en miles y miles de articulos, libros, panfletos cuando no hemos tenido que vivir en carne propia la experiencia de haber sido inmigrante y despues el poder darles una mano para ayudarles a caminar y algunas veces a levantarse.
Veo con suma tristeza que ninguno de nuestros gobiernos hacen lo minimo para solucionar este problema ni los Paises desarrollados ni los en via de desarrollo me imagino que su argumentación será, SI NO TENEMOS NADA CONTRA LOS POBRES NOS GUSTA QUE HAYA MUCHOS, yo digo si a la inmigración, pero a una inmigración responsable en donde la persona que llegue en este caso a España, venga con su contrato de trabajo debajo del brazo y asi podrá ser mejor ciudadano del mundo, ayudar a los suyos, repartir riqueza por llamarlo de alguna manera, de otra forma lo que reparte es miseria.
Si la fuerza impulsora es ese 10% de población inmigrante que exister en España ¿No creeis que es hora de exigirle al Gobierno Español, que asi como tiene Embajadas en los paises de Latinoamerica, tenga tambien Oficinas de Empleo como las que existen en el territorio Español en donde todo el que quiera emigrar se apunte, indicando su profesión y de esta forma en el momento que un empresario solicite cubrir una plaza el que cumpla los requisitos, tendria su oportunidad.
Podria estar escribiendo y escribiendo pero creo que cada uno debe ir despertando e ir haciendo realidad sus propias ideas
Muchas gracias
C. Valdes