Informe sobre Desarrollo Humano 2007/2008: cambio climático - PNUD

. viernes, 28 de noviembre de 2008

Por Carlos Javier Delgado León. Son las siete de la tarde de un día a mediados de la primavera en Córdoba; sin embargo, la sensación térmica alcanza los 43 grados centígrados. Hace un rato, entre vaso y vaso de agua, el aire hirviente y pesado que se respira me hizo recordar que tenía un post pendiente por publicar; así que heme aquí, con pinta de turista cachaco en el Rodadero* y un ventilador en la nuca tratando de escribirlo.

Hace unas semanas tuve conocimiento de la publicación del más reciente Informe de Desarrollo Humano del PNUD, para el periodo comprendido entre los años 2007 y 2008, y cuyo eje temático fue en esta ocasión el cambio climático.

El informe que supera las 400 páginas, está compuesto por cuatro capítulos en los cuáles se trata de exponer, por una parte, las principales consecuencias que el cambio climático puede generar en el desarrollo humano de las comunidades al rededor del mundo, haciendo especial hincapié en la alta vulnerabilidad a que se encuentran expuestos los países en vía de desarrollo y las sociedades más pobres del planeta; y por otra, una serie de medidas que a nivel global y local, debieran tratar de implementarse con el objetivo de mitigar los efectos que el cambio climático pudiera ocasionar.

A continuación, un pequeño fragmento tomado del aparte "perspectiva general" del informe:

"El cambio climático es el problema que determina el desarrollo humano en nuestra generación. En última instancia, todo desarrollo busca ampliar las potencialidades humanas y aumentar las libertades; también busca que la gente pueda desarrollar las capacidades que les permitan tomar decisiones y llevar una vida que consideren valiosa. En este sentido, el cambio climático amenaza con erosionar las libertades humanas y reducir las opciones, al mismo tiempo que pone en tela de juicio ese principio básico de la Ilustración que sostiene que gracias al progreso humano el futuro siempre será mejor que el pasado.

Las primeras señales de advertencia son ya evidentes. Somos hoy testigos de primera mano de lo que podría ser el inicio de un retroceso de enormes proporciones en el desarrollo humano durante nuestra generación. En todos los países en desarrollo, millones de los habitantes más pobres del mundo se ven obligados a enfrentar los impactos del cambio climático. Estos impactos no ocurren como sucesos apocalípticos que concitan la mirada atenta de todos los medios de comunicación. La mayoría pasa inadvertida en el mercado financiero y no queda registrada en el Producto Interno Bruto (PIB) mundial. Pero fenómenos como la creciente exposición a sequías, tormentas más intensas, inundaciones y crisis medioambientales están frenando los esfuerzos de las personas pobres del mundo por mejorar sus vidas y las de sus hijos e hijas.

El cambio climático minará los esfuerzos que se emprenden en el ámbito internacional con el fin de combatir la pobreza. Hace siete años, los líderes políticos del mundo se congregaron para fijar metas que aceleraran el avance en pos del desarrollo humano y, en efecto, los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) definieron una nueva visión ambiciosa para el año 2015. Sin duda es mucho lo que se ha conseguido; pero gran cantidad de países no avanzan al ritmo necesario. El cambio climático está frenando los esfuerzos por cumplir con las promesas de los ODM. Mirando hacia el futuro, el cambio climático amenaza con paralizar y revertir los avances conseguidos durante generaciones, no sólo en cuanto a reducir la pobreza extrema, sino también en salud, nutrición, educación y otros ámbitos.

La manera en que el mundo enfrente el cambio climático hoy tendrá un efecto directo en las perspectivas de desarrollo humano de un gran segmento de la humanidad. El fracaso destinará al 40% más pobre de la población mundial (unos 2.600 millones de personas) a un futuro con muy pocas oportunidades; exacerbará las profundas desigualdades al interior de los países y socavará los esfuerzos destinados a desarrollar un sistema más inclusivo de globalización, reforzando al mismo tiempo las enormes disparidades entre quienes tienen mucho y quienes no tienen casi nada.

En el mundo de hoy, son los pobres los que llevan el peso del cambio climático. Mañana, será toda la humanidad la que deberá enfrentar los riesgos asociados al calentamiento global. La veloz acumulación de gases de efecto invernadero en la atmósfera de la Tierra está cambiando de manera fundamental el pronóstico climático de las próximas generaciones. Estamos acercándonos al borde de los llamados “puntos de inflexión”, sucesos impredecibles y no lineales que pueden desencadenar catástrofes ecológicas, entre ellas la pérdida acelerada de los hielos polares de la Tierra, que transformarán los sistemas de sentamientos humanos y minarán la viabilidad de economías nacionales completas. Es posible que nuestra generación no se vea afectada por sus consecuencias. Pero nuestros hijos y sus nietos no tendrán alternativa y tendrán que vivir con ellas. La aversión a la pobreza y a la desigualdad de hoy y al riesgo catastrófico de mañana provee un sólido fundamento para actuar ahora con máxima premura".
El texto completo del informe puede descargarse en formato .pdf en la web de Reportes de Desarrollo Humano del PNUD.

*****
Versiones encontradas:

La teoría expuesta en el informe de Desarrollo Humano y Cambio Climático del PNUD, parte de la tesis de que este fenómeno se origina en las emisiones de CO2 causadas por las personas que se depositan en la atmósfera terrestre. No obstante, existen quienes niegan dicha afirmación y que califican tal evento como parte del ciclo climatológico convencional de la Tierra. Este último postulado ha llevado a que haya incluso gente que considere al cambio climático, como una mera estrategia político económica de control, particularmente, sobre las sociedades más desfavorecidas y los países en vía de desarrollo.

A propósito, el documental "the great global warming swindle" (el gran timo del calentamiento global), realizado por el productor de televisión británico Martin Durkin, recoge la opinión de personas de ciencia, economía, política y literatura, quienes rechazan la teoría antropogénica del calentamiento global. A continuación adjunto dos videos publicados en Youtube que contienen los primeros veinte minutos de este documento.

Para mayor información sobre el documental, pueden acceder a la web de The great global warming swindle.





*****

Notas:

*Cachaco: apelativo con que los habitantes de la costa caribe colombiana suelen referirse a quienes provienen del interior del país. El Rodadero: nombre de una de las playas más populares de la ciudad de Santa Marta, "la bahía más hermosa de América", en Colombia.

2 comentarios:

F. Xavier Agulló dijo...

En especial desde la cumbre de Bali, donde todos los gobiernos acordaron medidas y, en especial, 'aceptaron' como buena la teoría del cambio climático acelerado, que empezaron a surgir voces críticas. Pero ya antes el discurso de Al Gore levantó ampollas entre cierta clase político-económica no interesada en dichos argumentos.

También es curioso como en países como España, ahora hay gran cantidad de gente escéptica alrededor del CC, justo después de declaraciones del líder de la oposición, que politizó algo como el CC para sus fines poco claros.

Así pues, por un lado hay que decir que es cierto que en nuestro planeta suceden cíclicamente los cambios climáticos, pero no estamos ahora ante eso, sino ante un CC acelerado por la mano humana. Nunca antes los CC habían sucedido en tan sólo 50 años, y ello es suficiente argumento para invalidar el contenido de este vídeo o de las tesis de posiciones anti-CC.

Por otro lado, refuerza lo anterior la politización del tema: que líderes como Bush, Aznar o Berlusconi sean 'contrarios' al CC no nos dice otra cosa que una: dichas personas no son precisamente conocidas por su aportación al bien social y ambiental del planeta, sino de servir sólo a intereses económicos particulares.

Es bueno conocer todas las opiniones, cierto, pero no es tan bueno dar validez a posiciones claramente interesadas.

Carlos Javier dijo...

Gracias por el comentario Xavier. Mi intención al incluir los videos de "The great global warming swindle" en la entrada, no era otra que presentar a los lectores de BR las dos caras de la moneda, para que así puedan hacerse ellos mismos su opinión particular al respecto, o reforzar la que ya se han hecho.

Estoy de acuerdo con tu opinión sobre el cambio climático, y si bien puede haber quienes niegan su origen antroplógico, no pueden negar igualmente que los comportamientos ambientalmente irresponsables de la humanidad, han afectado y afectan ostensiblmente el ecosistema global, amenazando nuestras posibilidades de bienestar y desarrollo en todo sentido.

Saludos.